Nuestros productos certificados

La historia

Años atrás me llamó muchísimo la atención el auge de los “Alimentos Orgánicos”. Parecía que los puestos de frutas y verduras de siempre y comer sano se había puesto de moda, esta vez en lugares modernos y confortables. Luego, cocinando Quinua Real orgánica en casa, admirando sus cualidades nutricionales y versatilidad gastronómica, entendiendo su origen, surgió la inspiración…

Asiduo visitante de mercados de calle tradicionales y aficionado por la cocina; herencia del hogar, entendí que era el momento de conocer más sobre el origen de alimentos y culturas ancestrales en América Latina. Empieza el recorrido por el Sur y vaya sorpresa! Redescubrí mi continente, campos cultivados con tradición milenaria, comunidades organizadas con otras necesidades y mística adoración por la “Pachamama”, emprendedores con nuevas visiones y valores. Aprendí muy de cerca de los llamados “super-alimentos”; muy nuestros por cierto, y su avanzada en países y sociedades sin barreras culturales conscientes de sus beneficios, representando fuente esencial de alimentación y nutrientes casi desaparecido, alimentos originarios que no permiten alteraciones genéticas y representan un pedacito de nuestro continente…hasta los astronautas lo llevan al espacio, todo un hallazgo!

Después de mucho recorrer, reconocer y entender, desarrollando las bases del modelo de negocio, nace a mediados del 2010 AMÉRICA ORGÁNICA, la empresa y la marca que integra con transparencia y confianza una Red Ética de Valor comercial, para identificar, rescatar, desarrollar y promover los mejores y más deliciosos productos certificados con valor agregado, tesoros ancestrales para invitar de nuevo a casa, porque los tiempos han cambiado y debemos vivir más sanos y saludables.

Hoy estamos orgullosos de ofrecer nuestras primeras cosechas, fruto de la visión clara, constancia y perseverancia, un sueño hecho realidad. Un portafolio que siempre crecerá de alimentos minuciosamente escogidos y desarrollados por profesionales con altos estándares de calidad mundial, milenarios, cultivados y cosechados con AmOr, respeto al planeta y trato justo que genera sonrisas y bienestar, nuestra confiada oferta comercial trabajada con pasión y seguridad para compartirla desde nuestro amado continente latinoamericano hasta tu hogar.